PREGUNTAS FRECUENTES


¿Por qué utilizar una faja durante el embarazo?

La mayoría de las futuras mamás refieren dolores fundamentalmente en la zona lumbar, ya que durante el embarazo van sufriendo progresivos cambios en la postura, sintiéndose incómodas y molestas.

La pancita de la mamá, junto con el crecimiento de su bebé, genera un peso y una fuerza física hacia afuera y hacia abajo por causa de la gravedad.
El efecto que causan nuestras prendas, es el de contener la pancita en su totalidad y desde los hombros (por medio de breteles), además de aportarle a la mamá un confort total en el uso de la misma.
Por otro lado, utilizar una faja durante el embarazo, evitará que el tejido se distienda libremente, produciendo estrias.

También existen modelos que se adecuan para los períodos de post parto y/o cesáreas.

¿Cuál es la función del orificio genital?

El orificio genital permite al paciente ir al baño, realizar sus necesidades e higienizarse, sin ningún tipo de problema, y sin necesidad de quitarse la prenda.

El orificio genital abarca desde la pelvis hasta el cóxis, de esta manera, no se mancha, no se moja, no molesta.

¿Por qué debo usar una faja?

En el caso de cualquier tipo de intervención quirúrgica, las prendas compresivas brindan 3 beneficios fundamentales y de suma importancia:

En primer lugar, reducen el síntoma de dolor.

En segundo lugar, transmiten seguridad al paciente, haciendo que el mismo, pueda retomar su vida habitual, adquiera posturas correctas y su proceso post quirúrgico no sea traumático.

Por último, garantizan un óptimo resultado final de la intervención realizada.

¿Cuál es el modelo de faja más conveniente?

Cada modelo de prenda posee características particulares, ventajas, desventajas, y determinados beneficios para el usuario de la prenda.

A lo anteriormente mencionado, también se le adiciona la verdadera necesidad del paciente, es decir, la finalidad en el uso de la prenda.

Y por último, también tenemos que tener en cuenta las características particulares de cada paciente: peso, estatura, dimensiones corporales, proporcionalidad del paciente, sus actividades en el día a día, su posibilidad de tener un tercero que nos permita brindarnos su ayuda para colocarnos la prenda o no.

Los anteriores, son todos factores influyentes a la hora de elegir una prenda que se adecue a todas estas variables, y que nos proporcione la mejor opción para nuestra elección.

Desde nuestro lugar, nos permitimos dar una atención personalizada, y capacitada, para manejar todas estas cuestiones, ofreciendo un asesoramiento único, garantizando el ofrecimiento de la prenda adecuada, para cada paciente.